Hermosa cancion de Renaud, uno de los grandes de la música francesa.